sin título

sábado, 21 de marzo de 2009

...algún tiempo después recordé que no hace mucho tuve un blog. Decidí darle un vistazo a ver si se me ocurría algo. Leí el último post que había escrito y que ya había olvidado. Alcé la mirada hacia el espejo, vi mi nuevo corte de pelo, tomé el revolver que guardaba imaginariamente en un cajón y me pegué un tiro.

2 comentarios:

Juan dijo...

es este el fin de Nefelibata? Volverá por mi rincon?

Vane Vane Cuac dijo...

Rata, no me habias dicho que tenias blog!