que me guste lo que escribo

martes, 22 de enero de 2008

Revisando en las recónditas esquinas de mi pc, encontré esto. Lo escribí hace varios años, y es una muestra de una de las cosas que odio "Que me guste lo que escribo, pero que lo odie cuando lo leo un tiempo después". No sé si antes era inmadura y cursi, o si ahora soy inmadura y gélida. De cualquier manera me revela que no hay forma sin fondo y que todo depende del contexto. Los contextos son distintos y ahora me parece patético. Patético el poema, patético el contexto.


Subo escaleras despreocupadas
De la vida intermedia en que camino
Silente pasiva apática
Patético andar patético reír
Patética forma de vivir

Triviales palabras rondan mi cerebro
Y mi corazón se encuentra vacío
No solo, sólo vacío
no solo, sólo sin brío

subo las escaleras despreocupadas
con un sonrisa inerte en el alma
sintiéndome paria
sintiéndome nada

entrañas retorcidas
corazón en pausa
cada vello de mi cuerpo siente tu presencia
cada presencia de mi alma siente tu belleza

esta vez no miro al cielo
el cielo me mira mi
el tiempo curó mis heridas
el tiempo alejó nuestras vidas

cielo, no vuelvas más
verte frente a frente me hace mal
al ver que nunca un pájaro seré
y en tu profundidad nunca podré nadar




1 comentarios:

jimsy dijo...

Digamos que tambien soy cursi algunas veces, pero me gusto ese poema, buen blog